¿Cómo hacer que tu perfume sea más duradero?

Compartimos algunos consejos para modificar la fórmula de tus perfumes y así influir en su longevidad.

July 14, 2020

Después de haber trabajado bastante tiempo en la perfumería, déjame decirte que todo el mundo tiene la misma queja sobre sus fragancias favoritas: "Me encanta mi perfume, pero no me dura".

Este comentario proviene de todo tipo de personas y todas las marcas parecen actuar por igual en esa cuestión.

Lo primero que no puedo evitar preguntarme es si esta afirmación es cierta.

Sin duda, de todos los sentidos, el olfato es el que más rápido se adapta a su entorno. Esto es tanto una bendición, cuando hueles algo que no te gusta, como una maldición. Esta última implica que no podrás oler tu fragancia a los pocos minutos de llevarla. Esto ocurre por las mismas razones que la incapacidad de oler nuestra piel, aunque ésta sea naturalmente perfumada.

Por lo tanto, es muy posible que la búsqueda del aroma eterno sea inútil cuando, a pesar de haberlo encontrado, seamos incapaces de notarlo. La mejor manera de comprobar si tu fragancia sigue siendo perceptible es preguntar a otra persona si todavía puede olerla. Después de un día de trabajo, tus compañeros están acostumbrados a tu perfume, así que no sirve de nada preguntarles. Sin embargo, si quedas con amigos para cenar, ellos podrán ayudarte.

Ahora bien, es cierto que no todos los perfumes son duraderos. Sin embargo, hay algunas formas de modificar su fórmula para incidir en su longevidad.

En contra de la creencia popular, aumentar la concentración del perfume y pasar de un eau de toilette a un extrait de parfum no es la mejor solución. Al hacerlo, se aumenta la cantidad de materia prima en la base alcohólica. Como resultado, su perfume será más intenso pero no más duradero.

En cuanto a la perfumería, hay dos maneras de hacer que su fragancia dure más tiempo.

La primera es tener más notas de fondo en su fragancia. Como recordatorio, las notas olfativas suelen clasificarse en notas de salida (primeras impresiones) que durarán hasta 2 horas en la piel; las notas de corazón (personalidad y alma) que durarán hasta 6 horas; y finalmente las notas de fondo (sillage) que durarán hasta 12 horas. Esto sucede porque las notas de fondo suelen tener una masa molecular más pesada, lo que las hace menos volátiles. Normalmente, aumentar las notas de fondo de tu fragancia la hará más amaderada o más oriental.

Otro truco para que tu perfume sea más duradero es utilizar un fijador. El ejemplo más común es el almizcle. En una fragancia, el almizcle hará que todo se sienta más redondo, como si el perfume estuviera encapsulado en una bola suave y aterciopelada. El olor original puede parecer más suave, pero durará mucho más.

Intentamos alterar el perfume. Sin embargo, la fragancia es sólo uno de los componentes en esta búsqueda de un aroma duradero. Por lo tanto, otra forma de hacer que un perfume sea más duradero no tiene nada que ver con el perfume en sí. En su lugar, hay que centrarse en la piel.

La piel, como el órgano más grande del cuerpo humano, posee propiedades físicas que son específicas de cada individuo. Por esta razón, debes probar diferentes perfumes en tu piel para ver qué notas se adhieren mejor. Personalmente, mi piel hace una cosa curiosa y retiene más las notas de la familia de los cítricos. Esto es especialmente extraño porque, aunque se supone que esos aromas son notas de salida y, por tanto, muy volátiles, pueden durar todo el día en mi cuerpo.

Nuestra piel es diferente, así que intenta encontrar los ingredientes del perfume que mejor te funcionen.

Aparte de los métodos descritos anteriormente, hay un aspecto más a tener en cuenta en tu intento de aumentar la longevidad de las fragancias: la oleosidad frente a la sequedad de tu piel. Las fragancias serán más duraderas en un soporte graso, así que asegúrate de que tu piel está hidratada y bien nutrida. Puedes ponerte un poco de crema hidratante y usar tu fragancia enseguida.

Finalmente, mi último truco sería utilizar un pomander, que es un collar perfumado, extremadamente popular en la Edad Media. Puedes poner en su interior resina de madera, cáscaras, flores o hierbas, como en la época, o encontrar un buen material como la cerámica y rociar tu perfume directamente sobre él. La cerámica, como cualquier otro material poroso, absorberá la fragancia y otorgará a su portador un aroma persistente.

¿Tienes algún truco para que tus fragancias duren? Cuéntanoslo en nuestro nuevo foro.