10 trucos para hacer tu propio perfume

Aprende a desarrollar fragancias de la más alta calidad y totalmente, únicamente tuyas.

June 20, 2019

Ya conoces la sensación. Buscas un perfume y nada te convence. Quizá has probado en todas las tiendas y marcas y nada da en el clavo. Tal vez estés cansado de ver que otras personas llevan la misma fragancia y quieras algo exclusivamente tuyo. Tal vez incluso hayas intentado crear tu propio perfume. Pero con más de quinientos ingredientes posibles e infinitas combinaciones, te has dado cuenta de que hay una razón por la que se necesitan años para convertirse en un maestro perfumista.

Bien, has llegado al lugar adecuado. En The Alchemist Atelier hemos desarrollado tecnología y técnicas que le permiten explorar, jugar y crear perfumes de una forma totalmente nueva. Por fin podrá desarrollar fragancias de la mejor calidad y totalmente exclusivas.

Antes de comenzar tu viaje, aquí tienes algunos consejos para crear tu propio perfume de la mano de nuestros expertos en perfumería. ¡Visítanos para saber más y para probarlo tu mismo!

  1. Deja volar tu imaginación. Puedes ser realmente creativo con el perfume: ¡es un arte! No tengas miedo ni te limites.
  2. Piensa fuera de la caja. Puedes salirte del camino marcado. Las flores están bien, pero todo el mundo es diferente. Esta es tu oportunidad de expresarte de verdad, así que diviértete con ello.
  3. Cuando pruebes todas las esencias de nuestra colección, olvídate por un momento de las familias olfativas, la edad, el sexo, etc. Al principio, déjate llevar por tu instinto y te sorprenderás de lo que te puede gustar.
  4. Piensa en cuándo vas a usar tu fragancia. Si vas a crear algo para el día a día, es posible que no quieras algo demasiado intenso, así que opta por olores más frescos y ligeros. En cambio, si quieres algo potente y atrevido, puedes buscar ingredientes y aromas tenaces y llamativos.
  5. Te ayudaremos a entender la construcción o arquitectura de la fragancia. El mundialmente famoso perfumista Jean Charles decía que, para ser equilibrado, un perfume debe tener un 25% de notas de salida, un 20% de notas de corazón y un 55% de notas de fondo. Por supuesto, las reglas están hechas para romperse y se puede hacer lo que se quiera, pero es bueno recordar que las notas de salida y de corazón ilustran el tiempo de vida olfativa de los ingredientes; el tiempo que tarda cada nota en expresarse. La mezcla de diferentes notas da tiempo a cada aroma para expresarse, creando una fragancia compleja con diferentes capítulos.
  6. Tómate tu tiempo para oler tu fragancia, tanto en el blotter como en la piel. La fragancia progresa con el tiempo, primero con las notas de salida -los primeros segundos que atraen su atención inicial-, seguidas de las notas de corazón que le dan un carácter más completo y, por último, las notas de fondo duraderas, que le dan lo que se llama el "sillage", o cuerpo. Sólo debes mezclar tu fragancia cuando cumpla perfectamente todas tus expectativas.
  7. Cuando estés perfeccionando tu mezcla, antes de añadir ingredientes adicionales, intenta ajustar las proporciones de los que ya tienes. Estos pequeños ajustes pueden afinar tu formulación, ya que nuestros aromas ya contienen una mezcla de ingredientes, que reaccionan de forma diferente con otros según su proporción.
  8. Nuestro proceso te convierte realmente en un creador de perfumes. Puedes modificar tu formulación -cambiar las proporciones, añadir y extraer ingredientes individuales- y crear muestras para definir y comprender realmente el papel de cada ingrediente en tu mezcla, y asegurarte de que es exactamente como tú quieres. Hacer tu propio perfume significa que no tienes que comprometerte en absoluto, ni tener ninguna limitación en lo que creas.
  9. Otra parte de ser un maestro perfumista, es la de tomarte tu tiempo. Una decisión precipitada suele ser decepcionante, y la perfumería es un arte complejo y reflexivo. Tardar en hacer las cosas bien tampoco es una mala filosofía para la vida.
  10. Disfruta del proceso. Experimenta, aprende, descubre y juega con nuestros magníficos ingredientes, y recuerda que puedes hacer tantas fragancias diferentes como quieras. Créalo, úsalo, compártelo... ¡y vuelve a hacerlo!